Respuestas a Preguntas Frecuentes

Pregunta: ¿Qué son y como funcionan?

Respuesta: Originalmente los inversores fueron diseñados para ser utilizados en lugares remotos, donde no llegaban las redes eléctricas, con el propósito de suplir electricidad (AC) a partir de baterías o fuentes de corriente directa (DC).

Exitosamente se adaptaron a las ciudades para garantizar un servicio in-interrumpido y cubrir las habituales ausencias del suministro eléctrico.

El equipo brinda un doble servicio:

  • Primero, en ausencia de suministro, convertir la corriente acumulada en la batería, corriente directa (tradicionalmente de 6, 12 o 24 voltios DC.) en corriente alterna (AC con voltaje de 110 o 220 voltios, según el caso).
  • Luego, cuando el suministro de las redes retorna, el proceso es el contrario, cargar las baterías.

Estos dos procesos y otros que le son anexos se realizan, gracias a las diferentes facilidades electrónicas de que disponen los modernos inversores, de forma completamente automática. No requiere de intervención frecuente de operarios. En caso de apagones los cambios de un servicio al otro se realizan sin que siquiera lo notemos y por ello nos brindan el mejor sistema de suministro energético frente a la emergencia de un apagón, sin los molestos ruidos o incómodos mantenimientos de combustibles y lubricantes tan frecuentes en las plantas o generadores a combustión.